114

b a n l i e u e s

haineblu00002

La Haine / Mathieu Kassovitz / Francia / 1995

El cine como vehículo para la crítica social, para la denuncia de problemáticas actuales y tangibles, un medio para la contraposición de utopías y realidades. El cine como un privilegiado aparato audiovisual con el poder de alcanzar (e influenciar) a un público (audiencia) determinado generando radiografías con la capacidad de estudiarse y suscitar diagnósticos, posturas, o incluso posibles soluciones. Desde el neorealismo italiano y las propuestas de la posguerra al cine mas radical de Godard y las contraculturas (pasando por el avant garde, el underground, o el cine experimental) la búsqueda por traspasar (difuminar o violentar) la cuarta pared para convertir al cine no en un reflejo de la realidad (o una realidad ficticia) sino en una realidad virtual ha dado pie a un sinnúmero de cineastas, corrientes y por supuesto filmes que en su carácter innovador, pero polémico e incenciario, han brindado lo mismo esperanza que odio, aplausos y reconocimiento que censura y rechazo.

A principios de la década de los noventa un joven cineasta de nombre Mathieu Kassovitz desarrolló un guión para una nueva cinta basado en una noticia que captó fuertemente su atención: el asesinato de Makome M’Bowole, un inmigrante de Zaire, mientras estaba bajo custodia de la policía. Presentado como un triste accidente, el crimen fue solo un eslabón más de una cadena de abusos y atropellos de la policía francesa contra las minorías raciales, en especial las afincadas en los banlieues. Presentados como un modelo de vivienda utópica para la clase trabajadora estos suburbios parisinos resultaban totalmente lo contrario: un ejemplo de aislamiento topográfico que alejaba a sus habitantes del centro de la ciudad, creando alienación social y privación cultural. Obviamente esta disfuncionalidad arquitectónica generaría problemas mayores como hacinación, desempleo, drogas y violencia.

haineblu00005

De forma ingeniosa el filme de Kassovitz nos presenta una cíclica historia centrada en tres personajes: un árabe, un judío y un africano, todos veinteañeros, habitantes de los banlieues, inmigrantes con marcadas diferencias étnicas y culturales y sobre todo llenos de un odio intrínseco (al que alude el título) que los destinará de forma inamovible a la fatalidad. Desde el inicio se nos presenta de manera recurrente la historia de una persona en caída libre, narrada por uno de los protagonistas, que sirve como estructura narrativa y como dura metáfora de la volatilidad de los banlieues (el mismo cineasta lo llamo a social time bomb). Así, de forma episódica y propulsados por los disturbios (y el asesinato de otro inmigrante) narrados en la primera escena de la cinta, vemos a tres jóvenes deambulando por un París diferente al ensoñador y romático lugar que evocan las postales: una ciudad marcada por la violencia, el crimen, el odio y la desigualdad. Pasamos de un conflicto a otro: venta y consumo de drogas, robo y contrabando, brutalidad policiaca, pleitos entre pandillas, odios raciales, lugares incendiados, conflictos clasiales, la lista parece no terminar.

En el apartado técnico y estilístico la cinta es digna de elogios. Fotografiada a color y después convertida a contrastado blanco y negro privilegia el encuadre, los complejos plano secuencias, la cámara al hombro y el enfoque cuasi documental que lo mismo se presenta hiperrealista que sumamente estilizado. La secuencia del dj en los banlieues, la escena del gimnasio, los enfrentamientos con la policía, el grupo de espaldas frente a la torre Eiffel, el toque surrealista de la vaca, uno a uno Kassovitz y su fotógrafo Pierre Aïm van marcado en el imaginario colectivo una serie de postales difíciles de olvidar. El montaje con footage de los disturbios, la música mezcla de hip hop callejero y reggae (el potente fuck you final a la policía a manos de Bob Marley es inolvidable) y un trio de inigulables actuaciones son la cereza del pastel.

haineblu00011

La Haine presenta una desoladora y desesperanzadora visión del París contemporáneo caracterizado por la segregación social, la inmigración mal controlada, la marginación y el papel poco eficaz del gobierno benefactor. Se habla de una sociedad fallida, de un estado manipulador e ineficaz que basado en un modelo capitalista, se ocupa solamente de unos pocos privilegiados. Una urbe a punto de ebullición por las marcadas diferencias sociales, propensa a disturbios y con una juventud que posee un odio y rencor exacerbado hacia la policía, institución que sirve como ejemplo todos los males que acechan a las minorías.

En 1967 el polémico Jean-Luc Godard presentaba 2 ou 3 choses que je sais d’elle, un filme sobre una distópica realidad en la cual se intercalan la constante ciudad en construcción (símbolo del progreso) con la apatía de la sociedad frente a un gobierno (o una economía gobernante) manipulador y omnipresente que se vale de la publicidad, la señalética y el lenguaje gráfico de los artículos de consumo para crear una falsa sensación de felicidad propiciada por los beneficios del estado. Esta cinta buscaba una utopía pensando en el futuro, donde se podría alcanzar la igualdad social y la esperanza mediante un modelo económico, similar al ideario Marxista planteado en El Capital. La Haine irónicamente ya se ubica (temporal y geográficamente) en esta realidad futura donde podría materializarse esta doctrina, sin embargo ya no hay lugar para la esperanza ni para la añorada utopía. Kassovitz tal vez sin pensarlo, creó una obra potente, pertinente, atemporal, y discursiva que lo mismo resuena en los conflictos sociales de los noventa, en los disturbios suburbanos del 2005 o en los ataques terroritas de este año.

haineblu00018

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s