88

like father…

Notre Jour Viendra 02

Notre Jour Viendra /  Romain Gavras / Francia / 2010

El tener un padre reconocido y exitoso es motivo de orgullo y júbilo: en algunos casos pudiendo contagiar la fama y el prestigio a la familia y amigos (y conocidos emergentes), en otros brindando oportunidades laborales que en diferentes condiciones hubiera sido imposible obtener. El problema emerge cuando el personaje en cuestión desarrolla una actividad creativa (aún más cuando esta se desarrolla en disciplinas infladas por la mercadotecnia o el star system) y el hijo decide seguir los pasos del padre. Tomemos casos de cineastas reconocidos como John Cassavetes o David Lynch que mientras los progenitores son dos de los cineastas de culto mas innovadores y reverenciados hoy en día, sus vástagos simplemente no han dado el ancho, dedicándose Nick (Cassavetes) a lacrimógenos y manipuladores dramas (aunque cabe mencionar que exitosos económicamente) y Jennifer (Lynch) a erráticos thrillers que no le llegan ni a los talones de los trabajos menores de su padre. Sin ánimo de estereotipar podríamos mencionar casos de éxito como el de Sofia Coppola que a pesar de tener a un padre tan influencial y venerado ha sabido forjar una sólida carrera, o el de jóvenes prometedores como Brandon Cronemberg, Jonás Cuarón o Romain Gavras.

Notre Jour Viendra 03

Hijo del prestigiado cineasta griego Costa Gavras, padre del thriller político, Romain decidió curtirse en los caminos de la publicidad y el videoclip antes de dar el salto a la pantalla grande. Sendos trabajos audiovisuales interesantes y propositivos (para artistas electrónicos como Simian Mobile Disco, Dj Medhi o Justice) lo pondrían en el ojo público y le ganarían un contrato para la imagen audiovisual de Adidas. Pero su consolidación llegaría en 2010 con un video para la rapera M.I.A. llamado Born Free. Entre videoclip y cortometraje (el trabajo dura 9 minutos), con estilo hiperrealista rayando en mockumentary, se narra la persecución y posterior genocidio en contra de los pelirrojos por parte de las fuerzas militares y policiales de una distópica urbe (Los Ángeles?), presentando temáticas como la brutalidad, violencia, represión y odio presentes en las sociedades modernas aunados a una xenofobia omnipresente. Todo como crítica a la opresión y manipulación política de varios gobiernos mundiales. Como era de esperarse el carácter incendiario e hiperviolento del trabajo le valdría censura por doquier, incluyendo compañías como Mtv o Youtube que lo retiraron de su programación.

Notre Jour Viendra parte de la misma premisa del polémico video, la diferencia es que aquí el meollo no es la crítica política sino el conflicto interno de los alienados personajes, y el ritmo y puesta en escena cambian de estilo, pasando de la vertiginosa estética del videoclip a las contemplativas atmósferas del introspectivo cine de arte. Rémy (Oliver Barthelemy) es un retraído e inadaptado adolescente que vive con su madre y hermana Tiene un odio interno a todos y a todo, que a veces explota en una incontrolable ira hacia su progenitora. Un buen día pierde la cabeza y las mujeres lo corren de la casa llamando a la policía. Por otro lado un desconectado e insatisfecho psicólogo (maravilloso Vincent Cassel) se topa con el joven, a quien ve como una extensión de sí mismo, y convirtiéndose en una suerte de mentor decide recorrer las carreteras en un bizarro roadmovie donde dos personajes totalmente opuestos, a excepción de su color de cabello (rojo por supuesto), buscan la tierra prometida mediante la gesta de una violenta revolución. Curiosamente esta guerra contra todos terminará siendo contra ellos mismos.

La cinta pasa del drama al road movie, al thriller violento y después a una suerte de contemplativo filme con redención incluida, momento en el cual los personajes, mientras transitan por un paraje que pareciera arrancado del Il Deserto Rosso (Michelangelo Antonioni, Italia, 1964), se olvidan de la violencia extrema para reflexionar sobre los límites emocionales y las posteriores implicaciones existenciales. Notre Jour Viendra es un filme polarizante y extraño, pero vital e importante, que da muestra de una nueva voz que merece escucharse. Esperemos con ansia el siguiente trabajo del joven Gavras.

kinopoisk.ru

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s