76

b o y 

Harold Lloyd hangs from the clockface in Safety Last

Safety Last! / Fred C. Newmeyer & Sam Taylor / USA / 1923

Muy probablemente el nombre de Harold Lloyd no nos diga mucho. Tal vez al relacionarlo con los albores del cine o con los filmes silentes de comedia se nos brinde algún recuerdo, pero lo más seguro es que al ver la imagen de The Boy colgando de un reloj en el International Savings Building de la ciudad de Los Angeles inmediatamente lo asociemos con centenares de icónicas imagenes de la cultura popular. Harold Clayton Lloyd fué un prolífico y exitoso actor y productor norteamericano de la primera mitad del siglo XX. Actuó en mas de 200 cortos y 18 largometrajes, principalmente en la etapa del cine mudo. Su comedia se basaba en proezas físicas, en su pícara pero intelectualoide apariencia, y en ágiles guiones que sin ahondar en complejidades políticas o sociales (aunque no las ignoraba) buscaba el entretenimiento y la sincera carcajada. Tal vez el único problema del actor fue el haber existido al mismo tiempo que dos de los más grandes cómicos de la historia del cine: Charles Chaplin y Buster Keaton.

Aunque desarrolló varios personajes como Lonesome Luke, es mas recordado por The Boy, el alter ego torpe y con anteojos que a base de su buen corazón y su agilidad física salía avante de cuantas complicaciones le pasaban por enfrente. Es bien sabido también que aunque no figuraba como director en sus proyectos (a diferencia de Chaplin o Keaton), si aparecía como productor y tenía control creativo sobre cualquier elemento de sus filmes, desde el guión, las coreografías o la música hasta la edición o la velocidad de los cuadros (que prefería fuera rápida para acentuar las vertiginosas persecuciones que se convirtieron en su sello personal). También fue famoso su buen ojo para los negocios, cualidad que lo hizo no tan popular como sus contemporáneos pero si mas próspero económicamente. 

san-pedro-soup-to-nuts-pan

Al rodar Safety Last! ya era un actor prestigiado y reconocido. Además, y a pesar, de haber perdido dos dedos en un accidente de trabajo algunos años atrás, decidió realizar todas las escenas de peligro sin utilizar un doble o algún tipo de utilería o efectos especiales. Partiendo de la ironía del nombre del filme ya se intuía que sería un trabajo arriesgado y peligroso, nada menos alejado de la realidad. Desde su primera escena la cinta establece el tono: un atribulado Lloyd, visiblemente tras las rejas, dice adiós y se acerca a lo que parece una horca. Poco a poco la cámara retrocede y lo que en principio parecía el ritual de un reo al acercarse al patíbulo no es otra cosa que un andén de la estación de trenes, y la supuesta horca es la señal de llegada de la locomotora. Así The Boy abandona todo lo que tiene para buscar suerte en la ciudad, con la promesa de al encontrar estabilidad mandar traer a su novia para contraer matrimonio. 

El tema de la falta de oportunidades, el poco trabajo (y mal remunerado), y las problemáticas sociales de las urbes no podría ser mas actual (aunque la cinta fue filmada hace 90 años), y el tono, aunque cómico, no elude la decepción y depresión de los que buscan una mejor vida sin suerte alguna. Cabe mencionar que el filme ya prefiguraba de cierta manera la gran recesión económica de 1929 que sumiría en la crisis al grueso de la población norteamericana. Pero volviendo a lo que nos atañe, lo mejor de la cinta son sus secuencias de acción: una divertídisima (y sumamente creativa) forma de llegar a tiempo al trabajo, una lúdica manera de eludir al casero, otra más de engañar a la novia (le hace creer que es gerente de una gran tienda departamental cuando en realidad es un pobre vendedor) y la última, y mas memorable, que actúa como clímax y catalizador del filme: la escalada de los diez pisos del edificio en cuestión, sorteando infinidad de trampas, obstáculos y peligros. En sus escasos 73 minutos de duración Safety Last! no da tregua ni respiro, siendo una cinta que envejece con dignidad y que pide a gritos la revisitación y revaloración de uno de los mas grandes comediantes de la historia y uno de los secretos mejores guardados de Hollywood.

i3RzSYQt5kj2n39Gv16xv9v9wkc

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s